Le doy gracias a Dios por el Dr. Montemayor. Apenas lo conocimos hace unos meses y finalmente mis problemas de salud, con los que he lidiado por muchos años, se han estado esclareciendo gracias a su habilidad. Él no ignora lo que muchos doctores han ignorado y, como resultado, ya estamos tomando acción y los resultados son más de los que sinceramente yo esperaba. La compasión y dedicación del Dr. Montemayor han permitido que yo pueda finalmente ver días más brillantes y saludables en mi presente y futuro.