Control de la incontinencia urinaria en el adulto mayor: Consejos para un estilo de vida activo y saludable en la persona mayor

by | Ene 29, 2024 | Salud

Inicio » Salud » Control de la incontinencia urinaria en el adulto mayor: Consejos para un estilo de vida activo y saludable en la persona mayor

La población de personas mayores crece día a día, y con este crecimiento aumenta la necesidad de conocer los problemas de que afectan a los adultos mayores. La incontinencia urinaria (IU) es un problema común y a menudo embarazoso al que se enfrentan muchas personas de este grupo de edad. Este artículo ofrece una visión general de la IU en los ancianos, incluidos los tipos, síntomas, diagnóstico, causas y consejos para tratarla.

Introducción a la incontinencia urinaria en la persona amayor

La incontinencia urinaria (IU) es una afección en la que una persona no puede retener o controlar la orina, lo que provoca una pérdida involuntaria de orina. Se trata de un problema desafortunadamente frecuente en las personas mayores, pero existen cambios en el estilo de vida que pueden disminuir los efectos de esta afección como controlar la frecuencia en la que orinamos antes de tener urgencia o controlar los horarios en los que tomamos líquidos. La IU puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de una persona mayor, dificultando su participación en actividades y su socialización.

incontinencia urinaria en el adulto mayor
incontinencia urinaria en el adulto mayor

La IU suele estar causada por cambios en el organismo relacionados con la edad, como el debilitamiento de los músculos, cambios en las vías urinarias y una disminución del funcionamiento de los nervios. Otros factores que pueden contribuir a la IU en las personas mayores son las enfermedades crónicas, como la diabetes, la enfermedad de Parkinson, los accidentes cerebrovasculares y la demencia. La IU también puede estar causada por determinados medicamentos, hábitos de vida y estrés físico o emocional. Es importante reconocer los signos y síntomas de la IU en las personas mayores para buscar el tratamiento adecuado y nunca asumir sin evidencia una causa específica pero tampoco dar un tratamiento genérico sin investigar la etiología (causa) del síntoma.

Tipos de incontinencia urinaria en las personas mayores

Existen varios tipos diferentes de IU en los ancianos, y el tipo de IU dependerá a menudo de la causa subyacente. Los tipos más comunes de IU en los ancianos son la incontinencia de esfuerzo, la incontinencia de urgencia (o incontinencia urinaria por urgencia), la incontinencia por rebosamiento y la incontinencia funcional.

incontinencia urinaria en el adulto mayor

La incontinencia urinaria de esfuerzo es el tipo más común de IU en los ancianos y está causada por el debilitamiento de los músculos del suelo pélvico. Este tipo de IU se produce cuando la persona realiza actividades que ejercen presión sobre la vejiga, como toser, estornudar o hacer ejercicio.

incontinencia urinaria en el adulto mayor

La incontinencia de urgencia está causada por una vejiga hiperactiva y se caracteriza por unas ganas repentinas y fuertes de orinar que suelen ser difíciles de controlar.

incontinencia urinaria en el adulto mayor

La incontinencia por rebosamiento se debe a la obstrucción de la vejiga o al debilitamiento de los músculos del suelo pélvico y se caracteriza por la pérdida frecuente e incontrolada de pequeñas cantidades de orina. Este tipo de IU suele deberse al agrandamiento de la próstata en los hombres o al debilitamiento de los músculos del suelo pélvico en las mujeres.

incontinencia urinaria en el adulto mayor

La incontinencia funcional se produce cuando una persona no puede ir al baño a tiempo debido a limitaciones físicas o cognitivas. Este tipo de IU puede deberse a la artritis, la enfermedad de Parkinson, la demencia u otros trastornos físicos y mentales.

incontinencia urinaria en el adulto mayor

Síntomas y efectos de la incontinencia urinaria en el adulto mayor

Los signos y síntomas de la IU en los ancianos pueden variar en función del tipo y la gravedad de la afección. Los signos y síntomas de incontinencia más comunes.

  • Necesidad frecuente de orinar
  • Pérdidas de orina al toser, estornudar o hacer ejercicio
  • Pérdidas de orina al reír o levantar objetos pesados
  • Pérdidas de orina al dormir
  • Incapacidad para llegar al baño a tiempo
  • Dificultad para iniciar o detener el flujo de orina
  • Dolor al orinar
  • Chorro de orina débil por una posible obstrucción del tracto urinario

Los síntomas dependen importantemente de si la causa se encuentra en el tracto urinario inferior o superior o si existe un trastorno neurológico de fondo. Si usted o un ser querido de edad avanzada experimenta alguno de los signos o síntomas de IU mencionados, es importante que acuda al médico lo antes posible.

Diagnóstico de la incontinencia urinaria en el adulto mayor

Si usted o un ser querido anciano experimentan síntomas de IU (es decir si presentan problemas de retención urinaria), es importante que acudan al médico lo antes posible. Un médico o profesional sanitario puede diagnosticar la IU mediante una exploración física y haciendo preguntas sobre el historial médico de la persona. El médico también puede solicitar pruebas para descartar otras posibles causas de los síntomas, como un cultivo de orina para descartar una infección urinaria o pruebas de imagen en caso de que se sospechen alteraciones anatómicas de la vía urinaria cuando existen infecciones urinarias repetitivas infecciones urinarias de repetición.

Detección de la incontinencia urinaria en el adulto mayor

Existen varias formas de detectar la IU en los ancianos. Los métodos más comunes incluyen (siempre deben ser realizados por un médico de su confianza, general, familiar, internista, urólogo o geriatra):

  • Examen físico: Un médico o profesional sanitario puede realizar un examen físico para buscar signos de IU, como músculos débiles o próstata agrandada.
  • Análisis de orina: Los análisis de orina pueden utilizarse para detectar la presencia de bacterias u otras sustancias que puedan estar causando la IU.
  • Pruebas de imagen: Las pruebas de imagen, como una ecografía o una radiografía, pueden utilizarse para buscar cualquier obstrucción o cambio en el tracto urinario.
  • Diario vesical: Puede utilizarse un diario de la vejiga para registrar los hábitos miccionales de una persona, como la frecuencia y la cantidad de orina, y cualquier otro síntoma que se produzca.

Causas y aparición de incontinencia urinaria en el adulto mayor

La IU en los ancianos puede estar causada por cambios en el organismo relacionados con la edad, enfermedades crónicas, ciertos medicamentos, hábitos de vida y estrés físico o emocional. Los cambios corporales relacionados con la edad pueden debilitar los músculos del suelo pélvico y provocar IU. Las enfermedades crónicas, como la diabetes, la enfermedad de Parkinson, los accidentes cerebrovasculares y la demencia, también pueden contribuir a la IU en los ancianos. Algunos medicamentos, como los diuréticos, también pueden provocar IU. Los hábitos de vida, como la falta de actividad física, también pueden provocar IU en los ancianos. El estrés físico o emocional también puede causar IU en este grupo de edad.

incontinencia urinaria en el adulto mayor
incontinencia urinaria en el adulto mayor

Signos y síntomas; evaluación de personas mayores con incontinencia

Como se ha comentado anteriormente, los signos y síntomas de la IU en los ancianos pueden variar en función del tipo y la gravedad de la afección. Entre los signos y síntomas comunes de la IU en los ancianos se incluyen las ganas frecuentes de orinar, las pérdidas de orina al toser, estornudar o hacer ejercicio, las pérdidas de orina al dormir, la incapacidad para llegar al baño a tiempo, la dificultad para iniciar o detener el flujo de orina y el dolor al orinar. Si se presenta alguno de estos síntomas, es importante acudir al médico lo antes posible.

Consejos con los que se puede tratar la incontinencia urinaria en ancianos (tratamiento) para lograr un envejecimiento saludable

Hay varias medidas que pueden tomarse para ayudar a controlar la IU en los ancianos. Estas medidas incluyen:

  • Evitar el incremento de carga sobre la vejiga: Ciertos alimentos y bebidas, como la cafeína, el alcohol, pueden incrementar la carga sobre la vejiga y empeorar los síntomas de IU. Es importante evitar esto.
  • Mantener un peso saludable: El sobrepeso o la obesidad pueden ejercer una presión adicional sobre la vejiga y provocar pérdidas. Es importante mantener un peso saludable para reducir el riesgo de IU.
  • Hacer ejercicio con regularidad: La actividad física regular puede ayudar a fortalecer los músculos del suelo pélvico, lo que puede contribuir a reducir las pérdidas.
  • Hacer ejercicios de Kegel: Los ejercicios de Kegel son ejercicios del suelo pélvico que disminuyen la severidad de la incontinencia urinaria en la población mayor a nivel del tracto urinario porque ayudan a fortalecer los músculos del suelo pélvico y pueden ayudar a reducir los síntomas de IU.
  • Seguir un programa de entrenamiento de la vejiga: El entrenamiento de la vejiga es un programa diseñado para ayudar a las personas a recuperar el control de la vejiga y reducir las pérdidas.
  • Utilizar productos absorbentes: Los productos absorbentes, como compresas, forros y calzoncillos, pueden ayudar a mantener la piel seca y reducir el riesgo de infección.
  • Acudir al médico geriatra: Es importante acudir al médico lo antes posible si se presentan síntomas de IU. Un médico puede ayudar a diagnosticar y tratar la enfermedad. se puede lograr la continencia urinaria. Es importante determinar si la incontinencia de orina (como se conoce coloquialmente) tiene causas reversibles o curables, la incontinencia puede ser por distintas causas distintas o por una combinación de ellas. Es importante que el médico recuerde también que no es la edad la que aumenta los pacientes con incontinencia urinaria en personas mayores de 65 sino las enfermedades o el estilo de vida que desarrollamos a lo largo de las décadas. Mientras más enfermedades combinadas tengamos mayor riesgo tenemos de padecer incontinencia urinaria de urgencia o cualquier otro tipo e incluso de tener una severidad de la incontinencia superior a quien no tiene enfermedades de base. Al finalizar su consulta debe tener una idea clara de cuales pueden ser las causas de la incontinencia urinaria y un procesos diagnóstico que tomará tiempo pero que finalmente ayudará a controlar el problema y los efectos emocionales que puede tener en nuestra vida. El médico le puede solicitar estudios para confirmar sus sospechas diagnósticas uno de los cuales puede ser el estudio urodinámico.

Conclusión

La incontinencia urinaria (IU) es un problema frecuente y a menudo con efectos emocionales al que nos enfrentamos muchas personas mayores. Este artículo ofrece una visión general de la IU en los ancianos, incluidos los tipos, síntomas, diagnóstico, causas y consejos para tratarla. Es importante reconocer los signos y síntomas de la IU en los ancianos para buscar el tratamiento adecuado. Con el tratamiento adecuado, la IU puede controlarse y los ancianos pueden llevar un estilo de vida sano y activo.

Suscríbase ahora gratuitamente a esta página para tener acceso a información profesional, relevante y actualizada sobre temas de salud, envejecimiento y calidad de vida.

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.

¡Mejora tu Salud y Productividad Saludable!

Name
Inicio » Salud » Control de la incontinencia urinaria en el adulto mayor: Consejos para un estilo de vida activo y saludable en la persona mayor